Tres destinos para descubrir España en coche eléctrico

Tres destinos para descubrir España en coche eléctrico

Tres destinos para descubrir España en coche eléctrico
Te proponemos tres lugares españoles para descubrirlos a bordo de un coche eléctrico.

No vamos a entrar a discutir aquello de que los coches eléctricos están pensados para trayectos urbanos. Vamos a saltar el mito y, directamente, pasamos a la recomendación de tres destinos con los que descubrir España.

La recomendación, como siempre, planificar. Aunque los destinos han sido elegidos por su mayor presencia de puntos de carga, preparar con antelación dónde cargar pilas será un plus de tranquilidad.

De la capital a las calas más espectaculares de Mallorca

Baleares es, a día de hoy, uno de los paraísos nacionales del coche eléctrico. Cuenta con uno de los ratios cargadores por kilómetro cuadrado más amplios lo que supone que es posible recorrer sus islas en un eléctrico sin tener que preocuparse por dónde parar a recargar.

La isla con mayor número de cargadores es la más grande: Mallorca, con más de 200 puntos disponibles. Hay que tener en cuenta, además, que en Mallorca las distancias no son muy grandes por lo que con una carga nocturna completa es posible que sea suficiente para el recorrido de todo el día. A lo que hay que sumar que las suyas son, en su mayoría, carreteras costeras que invitan a una conducción relajada, sin prisas, lo que ayudará a aumentar más si cabe la autonomía del coche eléctrico.

El nuevo Volkswagen ID.3 te permitirá descubrir los lugares más recónditos de España.

Hay una ruta turística muy conocida entre los visitantes de Mallorca: une las localidades de Palma, Valldemosa, Deyá, Soller, Port Soller, Sa Calobra e Inca en un recorrido de 130 km.

Los atractivos turísticos de este recorrido son muchos. Valldemosa es un pueblo conocido por los muchos compositores que buscaron en él la paz de la islas baleares para sus canciones (no te vayas sin visitar la Cartuja). En Soller y Port Soller, puedes cambiar de medio de transporte y subir al tren vintage que recorre las localidades.

Desde aquí, tomarás la que para muchos es una de las mejores carreteras de la isla, incluso de España, y que te llevará a hacer parada en la cala de Sa Calobra. Para terminar, puedes hacer noche en Inca, una de las localidades más importantes (y con mayor oferta cultural y de ocio de la isla).

Por la sierra madrileña

Desterrado el mito de los coches eléctricos son solo para la ciudad, te proponemos varias rutas por la sierra madrileña.

La sierra de Madrid está plagada de pueblos con encanto, de manera que en esta ocasión en lugar de recomendarte una travesía larga con tu coche eléctrico te proponemos varios destinos de no más de hora y media de conducción (desde el centro de Madrid). Una vez allí podrás realizar alguna ruta de senderismo y disfrutar de la gastronomía local dejando a un lado el mundanal ruido. Aquí van cinco lugares de ensueño sin salir de Madrid:

  • La Hiruela. A 104 km de la capital. Es una aldea del siglo XI en la que tan solo conviven 55 habitantes. De ella parten cuatro conocidas rutas para senderistas.
  • Montejo de la Sierra. A 94 km de Madrid. Es un paraje enmarcado en la Sierra del Rincón, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Imperdonable no visitar el hayedo de Montejo.
  • Manzanares el Real. A solo 50 km de Madrid, en la Cuenca Alta del Manzanares está el pueblo que toma el nombre al río que lo rodea. Aunque lo más conocido es el Castillo que recibe a los visitantes, hay mucho más que conocer. Como curiosidad (y por si te animas): cuenta con 1.000 vías de escalada de todo tipo de dificultad.
Desde la sierra madrileña a las calas de Mallorca pasando por el País Vasco. Todo ello a los mandos de un eléctrico.
  • Pelayos de la Presa. Madrid no tiene playa, pero tiene el Pantano de San Juan (con veleros incluidos). Pelayos de la Presa comparte el pantano con las localidades de Navas del Rey y San Martín de Valdeiglesias.
  • Chinchón. Cambiamos de rumbo y nos vamos al sur. Lo más conocido de Chinchón es su Plaza Mayor, considerada como una de las más bellas del mundo. Y no porque lo digan sus habitantes, sino porque en 2008 fue declarada una de las siete maravillas del patrimonio de la región. El casco urbano de Chinchón fue declarado conjunto histórico artístico en 1974. En la Iglesia de Nuestra Señora de la Piedad se exhibe uno de los cuadros más importantes de Francisco de Goya, «La Asunción de la Virgen». Y aunque el pueblo fue saqueado por las tropas de Napoleón, conserva joyas arquitectónicas como el Castillo de los Condes.Sí, también es famoso por su anís, que se fabrica de manera tradicional.

País Vasco, con visita a la reserva de la Biosfera de Urbasdai

Como tercer destino nos ha parecido justo elegir el País Vasco, por su belleza y porque el gobierno autonómico está haciendo importantes esfuerzos por impulsar la movilidad eléctrica en la región.

Opciones para viajar en coche eléctrico por Euskadi, muchas. La que hoy te proponemos es una ruta con cuatro paradas:

  1. Castillo de Butrón. Es uno de los edificios-fortalezas más importantes de Vizcaya. Construido en la Edad Media y remodelado en el s. XIX, actualmente solo se puede apreciar el exterior, pero merece la pena
  2. Ermita de San Juan de Gaztelugatxe. El lugar se ha hecho famoso porque es uno de los parajes que aparecen en la serie Juego de Tronos. Toma fuerzas: para subir a la ermita tienes que subir 241 escalones…
  3. Bermeo. Tras visitar Gaztelugatxe y a solo media hora de camino está Bermeo, un pequeño pueblo con puerto pesquero y casitas de colores.
  4. Reserva de la Biosfera de Urdabai. En realidad, al entrar en Bermeo ya habrás accedido a la que fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1984. Su corazón es el río Oka, que nace en el monte Oiz y se transforma en ría al llegar a Mundaka.Opciones aquí, muchas: encontrarás algunas de las playas más bellas de Euskadi, como la de Laida o la de Laga; deberás asomarte a alguno de sus asombrosos miradores; y no te marches sin visitar la enigmática isla de Izaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *